El P. Servando González Rivas, MG, fue llamado a la Casa del Padre.

El P. Servando González Rivas, MG, fue llamado a la Casa del Padre.

El P. Servando González Rivas, MG, fue llamado a la Casa del Padre.

Este 24 de septiembre de 2021, nuestro Padre Celestial llamó ante su presencia al P. Servando González Rivas, MG, a sus 52 años de edad.

El P. Servando nació el 17 de enero de 1969 en la Guadalajara, Jalisco, hijo de los señores José Alfredo González y Martha Rivas, fue el segundo de tres hermanos.

En 1990 ingresó al Seminario Menor de Misioneros de Guadalupe en Guadalajara, Jalisco, donde tomó el Curso Introductorio hasta 1991. De 1991 a 1994 realizó sus estudios de Filosofía en el Seminario Mayor para las Misiones Extranjeras, en la Ciudad de México, y de 1996 a 2000 concluyó sus estudios de Teología, también en el Seminario Mayor.

Recibió el orden del diaconado el 1 de octubre de 1999 en la Basílica de Guadalupe y finalmente, fue ordenado presbítero el 5 de agosto del 2000 en el Seminario Menor de Misiones en Tlaquepaque, Jalisco.

Después de su ordenación fue nombrado a la Misión de Japón. Posteriormente fue llamado a participar en la promoción vocacional en el Centro de Orientación Vocacional (COV), en Guadalajara, Jalisco, para después colaborar en la Misión de Perú.

Sobre su vocación, el P. Servando dejó testimonio de que surgió cuando conoció a unos padres misioneros que asistieron a la escuela primaria donde estudiaba, y posteriormente, se fortaleció con la experiencia que compartió con los padres del COV, al respecto comentó:

“Se cristalizó mi camino vocacional misionero. Si volviera a nacer, sería nuevamente Misionero de Guadalupe.”

El P. Servando se encontraba actualmente en Guadalajara, México, atendiendo asuntos familiares

Con la esperanza de que Dios le ha recibido ya en su Gloria, damos gracias por la vida de servicio del P. Servando, por su entrega y compromiso con nuestra labor misionera, y oramos para que, por sus méritos, goce ya del regalo de la vida eterna. Que descanse en paz.

P Servando González

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *