Balero, el juguete que trasciende fronteras

Balero, el juguete que trasciende fronteras

El balero es un juguete tradicional de origen incierto, pero conocido y jugado en gran parte de América Latina, algunos lugares de Europa y Asia. En México, su uso se remonta a la época precolombina.

 

Su antecedente más antiguo se encuentra en un documento maya, que data del periodo clásico (entre los años 250 y 950), encontrado cerca de Yucatán y que describe una práctica similar que utilizaba cráneos humanos en lugar de barriles de madera.

 

El origen del término “balero” se desconoce. Se cree que se trata de una palabra inventada en Francia durante el siglo XVII: bilboquet, que proviene de la fusión de los vocablos “bille” (palito) y “bouquet” (diminutivo de boca o de bola).

 

Otra teoría apunta a Miguel de Cervantes Saavedra, quien en algunos de sus textos hace referencia a los “bilbos”, espadas con punta y bola fabricadas en Bilboa en el siglo XI.

 

Actualmente, el juguete tiene diferentes denominaciones. En Chile y Colombia se le conoce como emboque, en Perú y Paraguay se le llama bolero, en El Salvador y Guatemala capirucho, en Honduras enchute, en Bolivia choca, en España boliche y en Japón kendama.

 

Compuesto por una pequeña bola o barril de madera con un hueco en el centro y un pequeño palo, unidos por un cordón, se juega con el objetivo de atrapar el barril con el palo mientras gira en el aire. Parece fácil, pero requiere de mucha práctica y paciencia.

 

Conoce éste y otros juguetes tradicionales en nuestro Museo Misionero Intercontinental ¡Acércate a las Misiones y vive el encuentro entre culturas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *